top of page

Tarpur y yo

Toda mi vida usé el arte como medio de expresión y herramienta de autoconocimiento.

 

Mi mamá es artista y crecí en una casa donde las hojas en blanco, pinceles, colores y procesos creativos eran algo de todos los días.

 

De más grande encontré en el movimiento un canal inmenso. Tomé clases de baile por más de 10 años en un espacio donde el cuerpo era instrumento para transmitir un mensaje y después di clases, en ese mismo lugar, por más de 5 años.

 

Estudié Dirección de Arte en Publicidad y fue ahí donde entró el diseño gráfico y editorial a mi vida. Aunque siempre supe que no quería trabajar en publicidad fue una carrera que me enseñó a ser creativa y a pensar diferente.

 

Por un tiempo soñé con ser fotógrafa y estudié fotografía en la escuela de diferentes fotógrafos que admiraba.

 

La escritura fue una constante en mi vida.

Acompañó todos mis procesos y crecimientos. Siempre escribí para mí y fue a través de una hoja en blanco como me armé y desarme millones de veces.

 

Me considero una persona muy espiritual, una eterna buscadora de sentido y una apasionada de los procesos emocionales.

 

Leo muchísimo, casi todos los libros de temas específicos. Leyendo encontré muchas de mis preguntas existenciales y también a través de los libros me hice preguntas que después me animé a responder.


 

En 2016 empecé con Tarpur y fue a través de este proyecto donde fusioné todas mis pasiones. Creo cuadernos con propuestas expresivas de desarrollo personal y autoconocimiento. Tarpur es una invitación a usar el arte como medio para llegar hacia nosotros mismos.

 

En pandemia me animé a dar mi primer Círculo de Escritura y desde ahí dí más de 40 círculos donde pasaron más de 120 mujeres.

Fue a través de los círculos donde encontré mi vocación y me empecé a formar como Arteterapeuta. 

 

En noviembre del 2021 me mudé a Francia por el trabajo de mi pareja y fue la experiencia más transformadora que me tocó vivir.

 

Toqué fondo y volví a salir.

Me cuestioné íntegra y aprendí a ser hogar para mí misma.

 

La intensidad y riqueza de esta experiencia hoy me trae hasta acá. 

Quiero, a través de Tarpur, ofrecer un espacio donde las personas que emigran dibujen el mapa de vuelta hacia ellas mismas.



 

Soy Male Piñeiro, hoy tengo 29 años, y te agradezco profundamente por leer y estar hoy acá.

 

Ojalá encuentres en Tarpur toda la magia que yo también encontré.

IMG_8701.jpg

EN SUS PALABRAS...

Tarpur para mí es...

"Un espacio para hacer silencio interior y poder expresarse"

Tarpur para mí es...

"A nivel más conceptual Tarpur para mí es una filosofía de vida,
una forma de sentir"

Tarpur para mí es...

"Una invitación a mirar hacia adentro. A frenar, pensar, conocerse, mutar y crecer"
bottom of page